Contratos de Formación y Aprendizaje

Información general

CONCEPTO

El Contrato de Formación y Aprendizaje es un instrumento legal con el que se pretende favorecer la inserción laboral y la formación profesional de los jóvenes.

La Reforma Laboral establecida a través del Real Decreto-Ley 3/2012 de 10 de febrero establece cambios significativamente importantes en la normativa de desarrollo del artículo 11 del Texto refundido de la Ley del Estatuto de los Trabajadores en referencia a este tipo de contratos, regulados ya desde el año 1998 mediante Real Decreto 488/1998, de 27 de Marzo (BOE 09/04/1998).

En esencia el Contrato de Formación y Aprendizaje permite que el trabajador adquiera la cualificación profesional necesaria para desarrollar una ocupación concreta mediante un sistema de formación teórico – práctico.

La formación práctica la recibe el trabajador en el propio puesto de trabajo. Esta formación se realizará en bloques anuales, independientemente de la duración del contrato o sus prórrogas, debiendo emitir la empresa un Certificado de la Formación Práctica, según modelo oficial.

Para que el trabajador reciba la formación teórica, la empresa puede concertarla con un Centro Colaborador del Servicio Público de Empleo Estatal, mediante la firma del correspondiente Anexo II del “Acuerdo para la actividad formativa”. El Centro Colaborador, por su parte, una vez completada la formación deberá emitir el Certificado de Formación Teórica según modelo oficial.

CARACTERíSTICAS

VENTAJAS

La nueva Reforma Laboral (Real Decreto Ley 03/2012, de 10 de febrero) pretende favorecer la inserción laboral de menores de 30 años. Para ello promueve un tipo de contratación cuyo objeto consiste en la cualificación profesional de los trabajadores en un régimen de alternancia laboral, al tiempo que incentiva a las empresas con todo tipo de ventajas fiscales. Las asesorias laborales juegan un papel importante en esta contratación, ya que las empresas, carentes de servicios de formación propios, buscan, a través de sus asesores laboralistas, cubrir no sólo la gestión administrativa y legal de estos contratos sino, además, la gestión de la parte de formación teórica que incorpora la norma, convirtiéndose en un servicio adicional para sus empresas clientes.

TRANSFORMACIÓN

Las empresas que, al finalizar el contrato de formación y aprendizaje, transformen estos contratos en indefinidos podrán disfrutar de una reducción en la cuota empresarial a la Seguridad Social de 1.500 euros anuales durante 3 años. En el caso de mujeres, dicha reducción será de 1.800 euros anuales. Para tener derecho a estas reducciones, se tendrá en cuenta lo previsto de la Sección I del Capítulo I de la Ley 43/2006, de 29 de diciembre.

RECONTRATACIÓN

Se podrán celebrar Contratos de Formación y aprendizaje con empleados que hayan trabajado en la misma o distinta empresa en una ocupación o actividad laboral distinta al primer contrato de formación.

También se podrá recontratar a un trabajador en la misma empresa y en la misma ocupación, cuando el puesto de trabajo correspondiente al contrato anterior no haya sido desempeñado por un tiempo superior a 12 meses.

Podrá ser reducido el 100% de los Seguros Sociales, si reúne los requisitos que establece en el Real Decreto-ley 3/2012.

logos web